CONTACTAR

¿Quieres contactar conmigo?

Envíame un mail a: coach@soniaquintanilla.com

Llámame por teléfono: 671 036 745

O rellena este formulario y estaré encantada de atenderte lo antes posible.

firma

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

Año Nuevo, Nuevos Propósitos

Año Nuevo, Nuevos Propósitos
28/01/2014 sq

sueño1

Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo… Si quieres algo, ve por ello”, le decía un padre (caracterizado por Will Smith) a su hijo, en la película: “En busca de la Felicidad”… ¡No encuentro mejor frase para empezar este año que asoma…!.

Son muchos los propósitos que solemos hacernos antes de comenzar un nuevo año:

Este año haré más deporte.

 Este año dejaré de fumar.

 Este año me cuidaré más.

 Este año comeré sano.

 Este año trabajaré menos y mejor.

 Este año aprenderé inglés.

 Este año pasaré más tiempo con mis amigos (y/o mi familia).

 De este año no pasa hacer ese viaje pendiente.

 Este año cumpliré (alguno de) mis sueños…

Soy de la opinión de que todo propósito que expresemos, sirve de motor para estimular nuestro Desarrollo, puesto que el proceso de actuar comienza con la formulación de un deseo. No obstante, el hecho de desear, aunque necesario, no es suficiente para conseguir lo que se anhela…

El camino hacia la consecución de un objetivo no es, por definición, ni corto, ni largo, puesto que dependerá, entre otras cosas, del objetivo en cuestión y de cuán preparados estemos (¡en todos los sentidos!), para conseguirlo. No obstante, a veces, ¡y teniéndolo todo para alcanzarlo!, nos hallamos ante un camino del que parece que sólo vemos el inicio y, nunca llegamos a vislumbrar el final… ¡Es más!, en esos casos, es frecuente llegar incluso a experimentar que pareciera que ni tan siquiera nos moviéramos….  

Esto ocurre cuando se empieza a perder confianza en uno mismo y en nuestra capacidad, y la cuestión no pasa porque no podamos hacerlo, sino más bien, porque nos dejamos llevar por aquéllos que se afanan en recordarnos ¡lo difícil que es lo que nos estamos proponiendo!… Llegados a este punto, convendría reflexionar sobre algunas cuestiones que bien podrían ayudar a resolver esta “inesperada” situación:

¿QUÉ entiendo por difícil?, ¿PARA quién o quiénes resulta difícil mi objetivo?, ¿PARA la persona que me lo dice? ¿PARA mí mismo? De ser esto último,¿DÓNDE veo la dificultad?

Y es que, somos expertos relatando y vaticinando “fracasos”, por lo que no es del todo inusual encontrar a alguien que te diga “¡no podrás lograrlo!”, por la sencilla razón de que probablemente él mismo tampoco pudo hacerlo… Se hace necesario, entonces, observar con mayor perspectiva e incluir mayor número de puntos de vista a cada cuestión, pues el hecho de que existan personas que no hayan alcanzado sus objetivos, ¡no significa que uno no pueda lograr los suyos!.

La actitud que manifestamos ante cada acción que emprendemos, marca la diferencia que existe entre cada uno de nosotros y es reflejo del éxito o fracaso que obtendremos. La persona que actúa motivada e inspirada, ¡jamás tendrá sensación de fracaso!, ¡aún cuando no haya alcanzado su objetivo!, pues todo lo que experimente a lo largo del camino, le supondrá encontrarse cada vez más cerca de su objetivo y, por tanto, del “éxito” que persigue.

Cuando quieras conseguir algo, tienes que creer en ti y sacar lo mejor de ti para lograrlo. No obstante, si empezaras a dejar de creer… (¡pues es posible que en algunos momentos ocurra!), rodéate de personas que, con sus palabras, sus gestos, sus acciones y su energía, te inspiren a seguir esforzándote por cumplir tus sueños. Esa inspiración alimentará de nuevo tu autoestima y ésta te proporcionará, de nuevo, fuerzas para seguir adelante.

Si de verdad ansías alcanzar lo que te has propuesto, tendrás que elegir de antemano la actitud que vas a adoptar para lograrlo (¡independientemente de lo que pueda ocurrir a tu alrededor!), pues de ella dependerán los resultados que obtengas, así como el grado de satisfacción que éstos te vayan reportando…, así que  Si quieres algo, ve por ello…”

 

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*