CONTACTAR

¿Quieres contactar conmigo?

Envíame un mail a: coach@soniaquintanilla.com

Llámame por teléfono: 671 036 745

O rellena este formulario y estaré encantada de atenderte lo antes posible.

firma

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

Reconocer VALOR, favorecer DESARROLLO

Reconocer VALOR, favorecer DESARROLLO
24/10/2013 sq

El valor de las cosas3 ¿Conocemos el  valor de  lo que hacemos?

¿Sabemos asociar un valor a cada tarea que realizamos o que simplemente hemos decidido emprender?

 ¿Somos capaces, por otro lado, de valorar lo que hacen los demás?

Puede que al pensar en el término “valor” y asociarlo a tarea, nuestra mente se dirija fundamentalmente a tratar de tasar económicamente cada tarea realizada (o a realizar), pero no todo se reduce a ese ámbito y mucho menos, si hablamos de una cuestión que acabará afectando a nuestro Desarrollo personal (y/o profesional), favoreciéndolo o, incluso, perjudicándolo.

Todos desempeñamos tareas muy variadas y en muy diversos ámbitos: unas veces por cuenta ajena (para empresas); otras, por cuenta propia (como autónomos); otras, para los amigos; a veces, para la familia; un buen “lote” de ellas, para con los hijos; otras, dentro de la propia casa,…. Algunas de estas actividades puede que terminen generando productos y/o servicios que, más tarde, sean lanzados al mercado para el uso y disfrute de quien decida adquirirlos. Otras, puede que no acaben en el mercado y este hecho ¡no les resta repercusión alguna!, pues, es posible que muchas de ellas contribuyan a fomentar valores en la familia (y/o con los amigos), favorecer eldesarrollo personal propio (y/o de terceros), proporcionar felicidad a los demás, entre otras muchas cosas… La pregunta aquí sería: ¿Cuáles tienen más valor?

Cada tarea realizada tiene un VALOR, su valor. Este último no es más que el que nosotros mismos queramos darle. El que actúa y el que recibe, ambos, tienen mucho que decir en todo esto. Llegados a este punto, algunos defenderán que es el “mercado” el que proporciona valor a los servicios y/o productos que acaban en él. Pero yo me pregunto: ¿Quién o quiénes forman/formamos parte de este mercado, sino nosotros mismos, las personas que los producimos y aquéllas otras que están dispuestas a adquirirlos?

La cuestión pasa por saber reconocer el VALOR en el tiempo dedicado, el esfuerzo empleado, los recursos (propios y ajenos) necesitados,el compromiso adquirido, el grado de implicación otorgado al realizar cualquier tarea y/o trabajo encomendado, ¡da igual de qué se trate y en el ámbito en el que se realice!.

Sólo siendo consciente del valor que tiene lo que haces, lo que emprendes, lo que acometes, estarás contribuyendo a tu Desarrollo y Mejora personales, pues no sólo se trata de reconocer el valor que tienen las acciones realizadas per se ¡o incluso para las personas a las que van dirigidas!, sino que también se trata de aprender qué se debe y qué no, hacer a futuro. Además, al conocer el valor que contienen y que impregnan tus acciones, también te resultará mucho más fácil valorar lo que hacen los demás pues reunirás la suficiente empatía como para ser capaz de ponerte en su lugar.

Vivimos momentos cambiantes en los que, en ocasiones, parece que el valor de las cosas haya menguado, pero ¡no nos equivoquemos!, lo que ha menguado es el poder adquisitivo de quienes las necesitan y, por ende, el valor económico que están dispuestos a ofrecer por ellas. Pero, en algunos casos, no habrán menguado ni el tiempo, ni el esfuerzo, ni los recursos, ni el compromiso, ni el grado de implicación dedicados a la realización de las mismas, por lo que su valor debiera, del mismo modo, permanecer intacto…

Defender con argumentos solventes el valor que tienen las cosas y la repercusión que con ellas puede conseguirse en los demás es tarea ardua, pero importante, pues ¿Cómo pretender que los demás reconozcan un valor que nosotros mismos somos incapaces de demostrar?

HOY, en este post, he lanzado al aire muchas preguntas sobre las que te invito a reflexionar, pues contribuirás con ello a elevar tu Autoconocimiento. Conocerse, también en este aspecto, favorecerá tu Desarrollo pues te permitirá contemplar todos y cada uno de los factores implicados en la realización de cada tarea que lleves a cabo y que serán, en definitiva, los que terminarán definiendo su VALOR.

A veces, incapaces de defender el valor que tienen nuestras acciones, perjudicamos nuestro propio Desarrollo y el de los demás, pues nos volvemos igualmente incapaces para reconocer el valor inherente al quehacer ajeno

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*