CONTACTAR

¿Quieres contactar conmigo?

Envíame un mail a: coach@soniaquintanilla.com

Llámame por teléfono: 671 036 745

O rellena este formulario y estaré encantada de atenderte lo antes posible.

firma

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

Versatilidad, ¿sí o no?

Versatilidad, ¿sí o no?
23/06/2015 sq

03El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) dice acerca del término “versátil”, concretamente en su 2ª acepción: “Capaz de adaptarse con facilidad y rapidez a diversas funciones”.

Suelo atender con reiterada frecuencia los requerimientos de Empresas que buscan desesperadamente el que sus empleados se adapten cuanto antes a nuevas tareas, nuevas tecnologías, nuevos procesos, nuevos procedimientos, nuevas formas de hacer las cosas, nuevas culturas, nuevas personas,…, en definitiva, nuevas y diversas circunstancias originadas por las coyunturas económica y social que han ido configurando las distintas tendencias de los mercados.

Solicitan, pues, las empresas, más versatilidad por parte de sus empleados, mayor capacidad para afrontar y abrazar los cambios que se van sucediendo y que, sin duda alguna, seguirán sucediéndose a lo largo del tiempo. “Se trata de que afronten lo nuevo con facilidad y rapidez” para que ello no suponga un obstáculo, ya no sólo para el propio trabajador, sino también y, debido a su posible influencia, para el resto de personas con las que interacciona a diario, esto es, la Empresa en su totalidad.

Esta capacidad de reacción y adaptación al cambio está íntimamente ligada, por otro lado, al concepto, tan en boga, de emprender. La RAE nos describe este término en su 1ª acepción como “Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro” ¿Quién no ha acudido a un seminario, conferencia, ponencia, workshop,…, en el que este término se ha erigido como tema central, haciendo alusión a la inminente necesidad de fomentarlo en toda nuestra sociedad, empezando para ello y, cuanto antes, por inculcarlo desde las edades más tempranas (ámbito escolar)?

Pues sí, esta sociedad parece demandar cada vez más, personas emprendedoras: resolutivas, capaces de pensar por sí mismas, con ideas propias, inquietudes, ambiciones y muchas ganas de hacer cosas nuevas, independientemente de la dificultad o el peligro que entrañen, lo cual las convierte, casi de forma instantánea, en personas que pueden adaptarse de forma fácil y rápida a las diferentes circunstancias por muy empinadas que éstas se vuelvan, lo que nos traería de vuelta a la versatilidad.

Aún cuando se demuestra que existe una conexión y coherencia reales entre ambos términos y estando, como estoy, plenamente convencida de lo necesario que es el fomento de ambas actitudes dentro de cualquier perfil profesional y, por ende, de cualquier Empresa, me pregunto ¿Cómo es que me topo, a veces, con todo lo contrario a pie de calle?. Y es que todavía, me encuentro con personas que, desde sus puestos de responsabilidad dentro de las Empresas, penalizan estas actitudes pues ven con “no muy  buenos ojos” el que un candidato tenga un trayectoria profesional rica en versatilidad y emprendimiento.

Cuando mis clientes me preguntan acerca de cómo alcanzar un objetivo, siempre hablamos de perseguir aquello que quieres enunciándolo de forma positiva, para favorecer así la posibilidad de alcanzarlo, no de evitarlo: “Quiero llegar a Cádiz” frente a “Lo que yo no quiero es llegar a Cádiz”. El primer enunciado es claro y directo y si bien pudiera llegar a no conducirte a Cádiz a la primera, lo más probable es que te aproxime a ella y además siempre puedes evidenciar tu progreso. Sin embargo, el segundo encierra gran ambigüedad e incluso no garantiza que, al final, se termine en Cádiz, pues el hecho es que no se conoce el destino, por lo que la pregunta sería ¿Qué es lo que hay que evidenciar?…

Si el objetivo, en este caso, pasa por fomentar la versatilidad y el emprendimiento en los trabajadores, en las Empresas y en la Sociedad, ¿Cómo es posible que algunos sigan negándose a enunciarlo de forma positiva? ¡Todo un misterio! … que los sigue alejando de su consecución.

(Agradecería que me dejaras tu comentario al respecto. Me encantaría poder arrojar, entre todos, algún atisbo de luz a esta cuestión… ;))

 

 

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*